En los años posteriores diferentes autores confirmaron o desestimaron varias de sus propuestas, hasta el punto de que hoy día se considera que el horizonte de lecturas del autor era mucho menos amplio de lo defendido por Castro Guisasola, debido fundamentalmente a la importancia en la época de las colecciones de auctoritates, es decir, recopilaciones de sentencias y de fragmentos de obras de autores clásicos y medievales, religiosos y laicos, considerados canónicos o culturalmente relevantes. Al final Lucrecia se siente arrepentida, pues su conciencia está intranquila, ya que en el fondo cree que la muerte de Melibea y Calisto fue culpa suya. En ese sentido, el personaje del bribón Centurio añadido a la segunda versión de la obra resulta un añadido poco funcional, aunque tiene algo que ver en los desórdenes que llaman la atención de Calisto y hacen que se mate. Saguar García (2015) destacó la importancia de las fuentes bíblicas, que proceden lo mismo de colecciones de auctoritates que de textos devocionales laicos, pero nunca directamente de la Biblia. “La Celestina”, de Fernando Rojas, es la obra de carácter dramático más significativa y relevante del siglo XV. ... La Celestina tenía un trato con los criados de Calisto de al enamorar a Melibea de él le daría a los criados parte de lo que consiga coger Celestina de Calisto pero esta al final no les da su parte y los criados le da muerte allí mismo a Celestina … Sin embargo, necesariamente hubieron de existir varias ediciones anteriores, no ya solo en consonancia con el éxito editorial que había conocido la Comedia, sino porque en 1506 aparecía en Roma una traducción de la Tragicomedia al italiano que, por supuesto, tiene como modelo una edición desconocida del texto en castellano. Enamorado absorbido por su pasión para satisfacerla. «Anmerkungen zum ersten Akt der, Mitxelena, Itziar (1996). Al final, Celestina muere fruto de un error que ella misma comete al no repartir sus beneficios con Sempronio y Pármeno. Es la sirvienta de Melibea y también su cómplice mientras esta mantiene encuentros con Calisto. Ambas preparan un plan para vengar la muerte de Celestina. Lo que subyace en la estructura de La Celestina para Humberto López Morales es una novela amatoria de tono caballeresco y simbólico en el primer acto (tópico del joven que, persiguiendo un ave encuentra a una bella joven) sobre la cual Rojas trabaja una concepción diametralmente opuesta, cambiando hacia un tono de realismo psicológico y un ambiente burgués de tintes muy concretos. Niega el carácter realista de la obra para destacar su condición didáctica (este es uno de los puntos débiles de esta teoría). [20]​, Sin embargo, Julio Caro Baroja no considera a Celestina un personaje híbrido entre bruja y hechicera, sino que la propone como ejemplo de esta última. Sobre la fecha de su nacimiento podemos conjeturar, a partir de los datos dados por el propio autor (quien afirma que acabó la obra siendo estudiante en Salamanca), que podría tratarse de la década de 1470. Fecha de edición: 1997. Celestina trata de resolver la situación cuando, de repente, Lucrecia llama a la puerta para indicarle a la alcahueta que Melibea la solicita en su casa. Entretanto, el protagonista se queda dialogando con sus sirvientes, Sempronio y Pármeno, sobre el oro que le ha dado a la hechicera por prestar sus servicios. Andrei, Filipo (2018). Lucrecia escucha la charla y avisa a Melibea. De acuerdo con los paratextos de La Celestina, habría existido una comedia inacabada, de paternidad desconocida, de la cual Fernando de Rojas (u otro) se sirve para dar comienzo a su Comedia de Calisto y Melibea. Después, la joven se lanza al vacío y muere. Lo que ella cuida es su externo concepto del honor: no hay pudor personal ni sujeciones morales. Es un personaje leal a sus amos en todo momento. Alonso Jerónimo de Salas Barbadillo, por otra parte, escribió asimismo su novela La hija de la Celestina (Zaragoza, 1612). El tema del amor es tratado de formas distintas: el primer tipo de amor en la obra es el amor cortés, del que se hace una parodia en la obra. Después Sempronio y Pármeno se dirigen a casa de Celestina para reclamar su parte de las ganancias. «The Tragicomedy of Lament: Berndt-Kelley, Erna (1985). Los temas de la obra —que señalan y marcan los prólogos, en vistas a orientar la interpretación de la obra en su tiempo— los declara el mismo titulillo introductorio: De lo cual se deduce su fin educativo de atacar el loco amor o apetito de lo material (amor a la carne, amor al oro) y la corrupción que trastorna el orden social humano y divino. La Celestina es una obra que ha conocido varios estados redaccionales. En esta tradición a la clase alta se le atribuía el refinamiento y las doctrinas, frente al amor que las capas bajas eran incapaces de experimentar. «Algunas observaciones acerca del comienzo de, Pardo, José (2000). Los padres de Melibea, Pleberio y Alisa, tienen una conversación acerca de unir en matrimonio a su hija y buscarle un novio. Florentino Castro Guisasola reunió en su tesis doctoral «Observaciones sobre las fuentes literarias de La Celestina» (1924) influencias de un gran número de autores de la Antigüedad griega y latina, de la literatura eclesiástica y de escritores más o menos contemporáneos italianos e hispanos. Más tarde, la sirvienta interrumpe a los padres de la joven cumpliendo con la orden de Melibea. RDF (Turtle) MARC 21 (Catálogo) Contacto: info.datosenlazados@bne.es Desarrollado por el Ontology Engineering Group en la Universidad Politécnica de Madrid Así, convencionalmente y a efectos didácticos, se sitúa en este año, 1492, el comienzo de la transición entre la Edad Media y el Renacimiento. La joven decide mentir a su madre y defender a la alcahueta. Sin embargo, su intención ha sido muy debatida en un abanico que va desde esta finalidad moralizante (todos los personajes mueren por sus pecados) a otra crítica (la sociedad es la causa de las muertes). Finalmente, Pármeno termina pasando la noche con Areúsa y Celestina llega a su casa, donde encuentra a Elicia irritada por su demora. El joven se lamenta por lo ocurrido y se culpa por los hechos. Así, la vieja quiere asistir de testigo al acto sexual entre Pármeno y Areúsa, y Melibea, ya loca de amor, no halla inconveniente en que su criada Lucrecia esté presente en el huerto mientras hace el amor con Calisto. Gilman piensa que el autor ve la Fortuna como un universo hostil, si bien Deyermond cree que esta opinión es un anacronismo y prefiere ver la acción inexorable de un destino. En 1953, Álvaro Custodio dirigió su propia versión en México D. F., lo que daría lugar a la creación de Teatro Español de México, compañía que la pondría en escena en muchas ocasiones. Finalmente, las fuentes del auto I son las más estudiadas. «Historia de la recepción de, Snow, Joseph T. (1999). Rojas habría partido del esquema del amor cortés, cuya ruptura traerá consigo la tragedia. Antaño fue una meretriz, ahora se dedica a concertar discretamente citas amorosas a quien se lo pide al mismo tiempo que utiliza su casa para que las prostitutas Elicia y Areúsa puedan ejercer su oficio. El qual fue sacado de la comedia que ordeno Sanabria. AUTOR: FERNANDO DE ROJAS. Después de esto, la hechicera se prepara y se dirige a casa de Melibea. Pero no se acartonan, sufren cambios en ocasiones. «Mena y Cota: los otros autores de. Más tarde, aparece una segunda versión denominada Tragicomedia de Calisto y Melibea, compuesta por 21 actos. En cuanto a las contradicciones de conducta se dan porque Rojas ha humanizado a sus personajes. Sostenida por Lida de Malkiel, quien no niega el fondo moralista, pero una fábula moral no contendría personajes y caracteres, sino personificaciones ejemplares, tipos. En 2015, la compañía Cucurucú Teatre interpretó una versión de Rosa Jordán y Juan Ramón Conchillo, dirigida por Roger Fresquet y Juan Ramón Conchillo, representada en la biblioteca Nicolau Primitiu. Es el personaje más cargado de literatura, más voluntariamente artificioso. Hace Rojas un poderoso trazo de sus personajes, que aparecen ante el lector dotados de vida, con profundidad psicológica, son seres humanos con una caracterización interna excepcional, lo que los aleja de los 'tipos' tan usuales en la literatura medieval y del momento. Botta, Patrizia (1997). Pronto, Elicia se enfurece tras un comentario de Sempronio sobre Melibea. Existen otras tesis, como la de Alcalá, que ve en la obra un neoepicureísmo que siente la vida como una pasión inútil. Tras ello, Melibea llora desconsolada por el fallecimiento de su amante. Melibea, una vez admite la pasión amorosa para con Calisto, también se comporta como persona loca y no vacila en poner en peligro tanto su fama como la de sus padres, introduciendo a su amante de noche en su huerto y desechando todas las moralidades propias de una muchacha de estirpe aristocrática. (1984). Puesto que esta cuestión se relaciona estrechamente con la autoría de, El argumento más notable sigue siendo el uso de Petrarca, para lo que remitimos a, Una síntesis del estado de la cuestión puede encontrarse en, Un acercamiento a este texto puede encontrarse en, Sobre la utilización de «La Celestina» (y otras denominaciones) para referirse a la, Todo lo relativo al título y las portadas puede leerse en, Los principales argumentos en contra de la identificación del autor de, El primer crítico en plantearse esta posibilidad habría sido. Primera versión impresa del texto. Estas teorías gozan de distintos grados de aceptación pero, en general, se basan en los mismos argumentos y procedimientos analíticos que las anteriores. «El laberinto cronológico y editorial de las primitivas impresiones de, Mettman, Walter (1976). Más de 50.000 libros para descargar en tu kindle, tablet, IPAD, PC o teléfono móvil. Esta tesis cree las palabras de Rojas literalmente y piensa que su intención de advertir no es fingida: ni un recurso ni una excusa que le proteja de la censura o la Inquisición. En este acto, Areúsa y Elicia desean vengar la muerte de Celestina y de sus dos enamorados. Sin embargo, esta asignación genérica no empieza a perder fuerza verdaderamente hasta las observaciones de María Rosa Lida, quien relaciona La Celestina con la llamada «comedia humanística». El estudioso huía así de la teoría tradicional de los géneros literarios y defendía que en La Celestina el diálogo se imponía a la trama, siendo este el que marcaba el ritmo y daba sentido a la obra y no al revés, como si el autor tan solo estuviera interesado en dejar que el diálogo se desarrolle libremente. Es el criado fiel de Calisto al principio de la obra. Utiliza para penetrar en las casas el artificio de vender afeites, hierbas, ovillos y adornos para las mozas; como alcahueta considera estar haciendo un oficio útil y como tal tiene su orgullo profesional. En lo referente al tema de la magia, hay opiniones contrapuestas en cuanto a su importancia dentro de la obra. Otra teoría sería la de Otis H. Green, que piensa que la negativa inicial responde al ideal del amor cortés, si bien Calisto no respetará las reglas, lo que provocará una suerte de 'castigo poético'. Después, el joven decide ir a la iglesia. En el 1507 se hace otra en Zaragoza y en el 1514 en Valencia. La Celestina tuvo una gran influencia en el desarrollo de la literatura posterior y, hoy día, su género y autoría siguen generando controversia. Comenzamos con este resumen corto de La Celestina hablando de la primera parte de la obra literaria cuando se nos presentan a los personajes y nos situamos en el inicio de la trama. No conoce bien a su hija y tiene un carácter sumiso con el que busca contentar continuamente a su esposo. También se ha hablado, en general, de fuentes jurídicas (Russell, 1978) y fuentes médicas (Amasuno, 2005). Mantiene una relación con una de las prostitutas de Celestina, que a su vez le engaña, y es el dueño de la idea de aprovecharse de Calisto para poder mantener su pasión a costa de la de su señor, en él se ve la ruptura de los lazos feudales amo-siervo. Según Caro Baroja la diferencia fundamental entre ellas estribaría en que las brujas habrían desarrollado su actividad en un ámbito predominantemente rural mientras que las hechiceras, conocidas desde la antigüedad clásica, habrían actuado en la ciudad. Se han barajado los nombres de algunas ciudades como marco espacial de la obra, pero no existen referencias suficientes e inequívocas al respecto, con lo que se asume que Rojas creó como marco una ciudad arquetípica. «El texto en movimiento (de la, Botta, Patrizia (1994). Yo, Celestina, tu más conocida cliéntula, te conjuro por la virtud é fuerça destas vermejas letras; por la sangre de aquella nocturna aue con que están escriptas; por la grauedad de aquestos nombres e signos, que en este papel se contienen; por la áspera ponçoña de las bíuoras, de que este azeyte fué hecho, con el cual vnto este hilado: vengas sin tardança á obedescer mi voluntad... Proceso de composición e historia editorial. Mientras, Calisto y Melibea gozan de su amor, pero al oír la agitación en la calle y creyendo que sus criados están en peligro, Calisto intenta saltar el muro de la casa de su amada, pero resbala, cae y muere. Ofrece conexión Wi-Fi gratuita y un restaurante que sirve especialidades típicas de la región, así como productos irlandeses. En 1996, se estrena la versión dirigida por, En 1999, la cadena italiana RAIDUE emite una versión de Cristina Pezzoli en su programa. En este acto Celestina le comunica a Calisto la cita que tiene a media noche con su amada. La obra se publicó originalmente en 16 actos bajo el título de Comedia de Calisto y Melibea. ... que explican cómo debe leerse el acróstico y dan el lugar y la fecha de impresión. Esta influencia fue notada gracias a que, en ocasiones, en Celestina se encadenan varias citas de Petrarca sobre un mismo tema que, a pesar de estar repartidas a lo largo de varios escritos petrarquistas, coincidentemente aparecen juntas en dicho índice. La identidad del «antiguo autor» es un misterio si bien, dada la mención de sus nombres en la versión del acróstico que precede las ediciones de la Tragicomedia de Calisto y Melibea, Juan de Mena y Rodrigo Cota han sido, tradicionalmente, los mejores candidatos. La Celestina es el nombre con el que se ha popularizado la Tragicomedia de Calisto y Melibea, atribuida a Fernando de Rojas. Asensio y Gilman niegan la existencia del 'tiempo implícito' al decir que el cambio psicológico de Melibea se produce por las malas artes de Celestina. Pues, uno de los rasgos principales de su personalidad es su poder de seducir a través de sus palabras. «When and Where Was the First Act of, Di Camillo, Ottavio (2001). Más tarde Calisto cuenta lo ocurrido a uno de sus criados, Sempronio, quien le propone acudir a una famosa hechicera llamada Celestina para que le ayude a conseguir el amor de Melibea. ¿Para quién adquirí honras? Construye su discurso con una acumulación de metáforas. Melibea es una joven vehemente, que pasa de la resistencia a la absoluta entrega a Calisto sin apenas tránsito de duda; en ella la represión aparece como forzada y antinatural; se siente esclava de una hipocresía que se le ha inculcado desde pequeña en su casa. El último tipo de amor sería el «amor como sexualidad». Asimismo, el hecho de que se trate de una edición ilustrada apunta a que se trata de una edición realizada cuando el texto ya era una apuesta segura para los impresores y la inversión en grabados no resultaba arriesgada, es decir, cuando su éxito editorial ya estaba asegurado, por lo que no pudo ser la editio princeps, en tanto hacía falta que los potenciales compradores conocieran ya el texto para llegar a esta situación. Primer salto temporal implícito: para Asensio, entre la escena-prólogo y la siguiente han pasado unos días, en los que se fermenta la pasión de Calisto y este acude a Celestina. El reverso del amor como una fuerza destructiva es uno de los aspectos de esta visión filosófica de que es muestra la obra, cuya intención es moralizante: el crudo naturalismo de que hace gala solo era soportable según los criterios de la época con un desenlace en que los culpables fuesen debidamente castigados, y así mueren en el desenlace Celestina, Melibea, Calisto y los criados Pármeno y Sempronio, envueltos en esa trama de corrupción. El esquema de la acción es el de una serie de consecuencias encadenadas (relaciones de causa-efecto) que corresponden al patrón estructural de la «cuenta presentada» de Georg Lukács, según la cual más tarde o más temprano hay que pagar por nuestros actos. Los rasgos cultos no se prodigan con la pedantería de épocas anteriores. La crítica medievalista María Rosa Lida de Malkiel señala la estricta y cuidada motivación de toda la trama en un plano realista, así como la relación causa-efecto de los acontecimientos. Los amantes están poco tiempo juntos, hecho que hace lamentar a Calisto durante su regreso a casa. Se conserva en los ff. Es también el año en que Antonio de Nebrija publica la primera gramática de la lengua castellana, lo que, junto a la actividad docente del propio Nebrija en la Universidad de Salamanca, donde estudió Fernando de Rojas, propicia la irrupción del humanismo renacentista en España. Esta tesis hace hincapié en lo que de amor cortés hay en La Celestina. Celestina sale de la casa del joven Calisto para dirigirse a la suya. Celestina pasa por alto la doctrina ortodoxa, porque piensa que la idea de las finezas del amor cortés son meros gestos hipócritas, mediante los cuales hombres y mujeres aparentan una sensibilidad por las cosas amorosas. Esta obra pone en tela de juicio los valores sociales propios de la literatura amorosa tradicional, donde se mantenía una separación de clase social. Se inspira en el personaje de la alcahueta que ya había aparecido en las comedias romanas de Plauto y a lo largo de la Edad Media en obras como el Libro de Buen Amor de Juan Ruiz (Arcipreste de Hita) (el personaje conocido como Urraca la Trotaconventos) y en obras latinas e italianas como la Historia duobus amantibus de Enea Silvio Piccolomini o la Elegía de madonna Fiammetta de Giovanni Boccaccio. Efectivamente no hay en la trama enfrentamientos familiares previos, como en Romeo y Julieta, ni referencias al problema de los bandos, que desde años antes enfrentaba en Salamanca a dos familias. Es una anciana alcahueta y avariciosa. Los ruidos despiertan al padre de Melibea. Lucrecia y Celestina llegan a la casa, entonces la anciana mantiene una conversación con la joven, quien le confiesa su amor por Calisto. Se ha criticado el exceso de erudición, si bien Deyermond piensa que el uso de ejemplos y sentencias no atenta contra el realismo de la obra, pues es rasgo del habla usual de la época. Después, la anciana se dirige a su casa en compañía de Pármeno. [10]​, Aunque la costumbre de denominar a la obra como La Celestina estaba muy extendida en la península ibérica desde los inicios de su tradición editorial, como demuestra gran variedad de documentos de principios del siglo XVI,[11]​ la tradición de utilizar el nombre de la alcahueta en portada se origina en Italia, más concretamente en la edición de la traducción italiana de la Tragicomedia de Cesare Arrivabene, Venecia, 1519, en la cual la palabra «La Celestina» aparece como una especie de titulillo sobre el título propiamente dicho, en una tipografía menor y separado por un gran espacio en blanco de este. «Fernando de Rojas, ¿autor de, Snow, Joseph T. (1997). A esto se reducen los temas principales: el amor, la muerte y la codicia (distintas versiones según los personajes). a) Contexto de la Celestina. Del mismo modo se encontraron influencias de los Proverbios de Séneca de Pero Díaz de Toledo (Riss y Walsh, 1987), la Margarita poetica de Albrecht von Eyb (Corfis, 1984). Además de la propia afirmación del texto, existe toda una serie de argumentos lingüísticos, estilísticos, técnicos, paremiológicos y, muy especialmente, de horizonte intelectual a favor de esta hipótesis. De hecho, resulta ser una edición muy apreciada por los críticos para corregir algunos errores de transmisión del texto, ya que deriva de una edición de La Celestina ubicada en la parte alta del stemma hoy desconocida, pero con muchas buenas lecturas. La Celestina fue escrita en el siglo XV, un siglo de transición entre la Edad Media y el Renacimiento, siglo literariamente rico en el que perviven elementos medievales con las novedades renacentistas que enriquecen la literatura española. Es muy importante tanto el uso de imágenes como la ironía. Calisto: los nobles en la Edad Media surgieron para defender al pueblo llano, pero Calisto no tiene el ejercicio de las armas, limitándose a una vida de ocio. El resurgimiento del comercio: esto se demuestra en el lamento del padre de Melibea. Es un hombre relativo a la burguesía que demuestra confianza ciega en su hija, pero desconoce la deslealtad de la misma. La Celestina En 1499, apareció la primera edición conocida de La Celestina, obra publicada en Burgos por Fabrique de Basilea en 1499. La Celestina de biblioteca clásica tiene una deuda fun-damentalconlaUniversidaddeRoma,donde,muchosañosatrás, ... cia 1500 y un manuscrito fragmentario de fecha cercana nos han conservado una versión en dieciséis actos, con el título de Comedia de Calisto y Melibea. Assi que las leyes y los oficiales reales devrian no solo mirar en las causas, y pleytos particulares; mas aun en las costumbres publicas, de donde nascen los pleytos y barajas, y que se mandasse con pregon general, y determinadamente se executassen las penas, que nadie ossase imprimir ni tener tales libros. Al día siguiente, Pármeno regresa a casa de Calisto tras pasar la noche con Areúsa. Su lenguaje parece salido del Corbacho de Alfonso Martínez de Toledo y de las Coplas de Rodrigo de Reinosa. Asimismo, las múltiples canciones que aparecen en Celestina se han remontado a la poesía amorosa de cancionero y el cancionero popular (Deyermond, 1997). Las prostitutas Elicia y Areúsa odian en el fondo a los hombres y a las aficionadas como Melibea; son rencorosas, envidian a Melibea y pretenden que Centurio vengue la muerte de sus amantes, los criados de Calisto. Lejos de señalar falta de interés por parte del autor, esto se relaciona con la manera de escribir y de leer en la universidad en la Edad Media (Fernández, 1997). La escena inicial es desconcertante, pero dota a la obra del carácter dramático necesario para este primer encuentro y para el violento rechazo que conlleva. En este tipo de amor es Celestina la que, basándose en lo que ha aprendido a lo largo de su vida dedicada al amor ilícito, es la encargada de proferir juicios y consejos relacionados con amor y sexualidad. Cuando Calisto canta sensuales canciones a Melibea, Lucrecia siente envidia hacia su ama y es por ello por lo que a Celestina no le cuesta nada sobornarla con productos para aclarar el pelo y para quitar el mal aliento. Son también criados de Calisto y se encargan de asesorar y proteger al joven. El libro La Celestina está considerado como una de las mejores obras de toda la literatura española, y generalmente se considera que marca el final de la época medieval y el comienzo del renacimiento en la literatura española. Según el argumento previo a este nuevo acto, se trata de un extracto de una comedia escrita por un tal Sanabria y, por lo tanto, no pertenece al plan general de la obra. Descargar libros gratis en formatos PDF y EPUB. En Calisto no se observan verdaderas crisis, es una persona realmente egoísta. CONTEXTO LITERARIO La Celestina, nombre por el que se conoce generalmente la comedia o tragicomedia de Calisto y Melibea, es una obra creada en el siglo XV, periodo de transición entre la Edad Media y el Renacimiento. [cita requerida]. Que aun los impresores han dado sus punturas, poniendo rúbricas o sumarios al principio de cada acto, narrando en breve lo que dentro contenía; una cosa bien escusada según lo que los antiguos escritores usaron. Calisto no tiene en absoluto la paciencia del amante cortesano, ni guarda el secreto de sus relaciones amorosas, y la divinización de Melibea le lleva hiperbólicamente a convertirla en «su Dios». El tema del amor es el eje determinante de la obra y suscita el comportamiento de todos los personajes, los dos únicos personajes que no resultan víctimas del amor son Pleberio y Alisa (los padres de Melibea). Su lealtad termina de derrumbarse al ser seducido por una de las pupilas de Celestina, que ha de sufragar con unos medios de los que carece, de forma que se ve obligado a participar en la corrupción de su señor al mismo tiempo que se corrompe él mismo. Esta versión fue la que popularizó el texto en Europa. Es capaz de cualquier cosa, incluso de recurrir al servicio de Celestina, con tal de conseguir satisfacer sus deseos. A esto seguirían tres días de acción ininterrumpida. Ydo Centurio a ver a su amiga Elicia, Traso passa palabras con Tiburcia su amiga; y entreuiniendo Terencia, tia de Tiburcia, mala y sagaz muger, entre ellos trayciones y falsedades de una parte y otra se inuentan, como parece en el processo deste auto. Celestina quiere atraer la voluntad de Pármeno usando de instrumento a Areúsa provocando lujuria. Al respecto, únicamente existe cierto consenso en que los argumentos al principio de cada acto son obra de los impresores, como se extrae del prólogo en prosa a la Tragicomedia de Calisto y Melibea: También se han atribuido a los impresores las octavas acrósticas, supuesta reescritura en verso de la carta «a un su amigo», que podría incluso haber sido redactada por el «antiguo autor» (Di Camillo, 2001). De este modo, Celestina consigue un cordón de Melibea para completar el hechizo. La obra comienza cuando Calisto ve casualmente a Melibea en el huerto de su casa, donde ha entrado a buscar un halcón que intentaba cazar. Pero esto, junto con su avaricia hacen un combinado explosivo que desencadena las desgracias de toda la obra, y que le provocará su propia muerte. Defendida por Otis H. Green, quien admite la intención moral e intenta explicar lo que tiene de artístico. La Celestina se escribe durante el reinado de los Reyes Católicos, cuyo matrimonio se celebra en 1469 y alcanza hasta 1504, año de la muerte de Isabel la Católica, que ocupa la última fase del Prerrenacimiento en España. Celestina y Pármeno salen de la casa de Calisto, entretanto el sirviente aprovecha para recordarle a la anciana la promesa que le hizo de entregarle a Areúsa, una de sus pupilas. La Celestina was written during the reign of Ferdinand and Isabella, whose marriage took place in 1469 and lasted until 1504, the year of Isabella's death, which occupies the last phase of the Pre-Renaissance for Spain. Sin embargo, cobra significado hacia el final, especialmente durante el planto final, donde razona sobre el destino y el amor. Más allá de la cuestión de la identidad del autor, la particular historia de la composición de La Celestina y sus diferentes estados redaccionales han dado lugar a toda una serie de teorías sobre el número de autores. El amor de Sempronio y Pármeno por Elicia y Areusa está claro que procura el goce físico. Fernando de Rojas fue un abogado y humanista español que nació en la Puebla de Montalbán (Toledo) hacia el año 1475, aunque no se sabe con exactitud la fecha. «Celestina, “sic et non”. Su influencia en ambos géneros es muy notable, hasta el punto de que es posible hablar del género celestinesco en el que se incluyen tanto obras desarrolladas directamente a partir de su trama, sus personajes o sus temas, como ambientes o personajes celestinescos en comedias y novelas que, en principio, nada tienen que ver con La Celestina.